Traducción, adaptación y validación al castellano de un cuestionario de regulación emocional para niños y adolescentes: ERQ-CA.

Las emociones tienen la capacidad de guiar nuestro comportamiento, pensamiento y visión de las cosas. En función del contexto, pero también de las capacidades de regulación emocional del individuo, las emociones pueden ser de ayuda o pueden ser problemáticas. La experiencia emocional puede ser beneficiosa si esta se adecua al contexto en el que surge, y si tiene una intensidad y duración proporcional a lo que implica dicha situación para el individuo. Por el contrario, las experiencias emocionales pueden ser perjudiciales a corto y largo plazo, y desencadenar comportamientos poco adaptativos a nivel psicológico y social. El tipo de consecuencias de las emociones, y su impacto a largo plazo, dependen en gran parte de las estrategias de regulación emocional.

Dos tipos de estrategias de regulación emocional han sido extensamente estudiadas por parte de la comunidad científica: la reevalución cognitiva y la supresión expresiva. La primera es la habilidad de reinterpretar una situación que despierta una emoción para que el impacto de esta se vea modificado. La segunda es un tipo de modulación del comportamiento que implica la inhibición de las conductas que demuestran la emoción provocada por la situación. Por un lado, las estrategias de reevaluación cognitiva han sido vinculadas con una mayor vitalidad, afecto positivo, autoestima, optimismo, crecimiento personal y sentido en la vida, así como se ha visto que reducen el estrés y la sintomatología depresiva. Por otro lado, las estrategias de supresión expresiva tienen efectos negativos para la memoria y se asocian con afectividad negativa, ansiedad y sintomatología depresiva.

Profesores de la Universidad Jaume I de Castellón junto con la colaboración de Raül López Penadés, miembro del grupo de investigación I+DEL, han adaptado al castellano el cuestionario ERQ-CA (Emotion Regulation Questionnaire for Children and Adolescents). Se trata de un extenso trabajo de análisis psicométrico que nos proporciona una herramienta para medir el grado con el que niños, y adolescentes, de habla castellana utilizan estos dos tipos de estrategias de regulación emocional. En la actualidad existen escasos estudios que analicen los estilos de regulación emocional en estas edades, así como las consecuencias que puedan tener tanto a corto como a largo plazo. Además, algunos estudios han evidenciado que el uso de ciertas estrategias en la vida adulta viene marcado por las experiencias y el aprendizaje que tienen lugar en la infancia y, sobretodo, en la adolescencia. Por tanto, el uso de este cuestionario nos podría ayudar a comprender mejor la relación entre aprendizaje y adquisición de estrategias de regulación emocional en estas edades, y las consecuencias que tienen tanto a corto plazo, como para la vida adulta, en cuanto a bienestar general y psicológico y de adaptación social. El conocimiento obtenido nos ayudaría a prevenir desde edades tempranas potenciales problemáticas, y a hacer frente en adultos a patologías desencadenadas por la falta de buenas estrategias de regulación emocional.

Aquí puedes encontrar más detalles sobre la publicación.