Estudio sobre el perfil de habla de niños bilingües castellano-catalanes con trastorno de desarrollo del lenguaje.

Los miembros del grupo I+DEL Eva Aguilar Mediavilla, Lucía Buil Legaz y Víctor Sánchez Azanza publican en la revista Clinical Linguistics and Phonetics un artículo sobre el perfil de habla de niños de 6 años con Trastorno Específico del Lenguaje (TEL). En este estudio se analizó la fonología, tanto a nivel productivo como perceptivo, de niños bilingües castellano-catalanes con TEL y sin TEL. El objetivo era clarificar la naturaleza de las dificultades que experimentan en el habla estos niños, y que son subyacentes al TEL, para poder facilitar la detección temprana de este trastorno.

En cuanto a la percepción del habla, se utilizó una tarea diseñada para evaluar la habilidad de discriminar fonemas específicos. En esta tarea el evaluador pronunciaba dos palabras que se diferenciaban tan solo por un fonema (por ejemplo: fuente/puente). El niño tenía que señalar una imagen que representara la palabra que había dicho el evaluador. Los resultados de esta prueba muestran que los niños con TEL tienen una mayor dificultad a la hora de distinguir fonemas.

Para evaluar la producción fonológica se mostraron imágenes con objetos que los niños tenían que nombrar. Se analizó la pronuncia a nivel de estructura prosódica de la palabra, de la estructura silábica y de cada fonema que la formaba. Los resultados mostraron que los niños con TEL, en comparación con los niños con desarrollo lingüístico típico, tenían más dificultades para pronunciar correctamente tanto las estructuras de palabras y las sílabas más complejas, así como la mayoría de las categorías fonéticas. Los niños con TEL también presentaban más procesos de simplificación fonológica que sus pares de todos los niveles: de palabra (omisiones de sílaba y asimilaciones), de sílaba (omisiones y reducciones), y segmental (substitución de fonemas). De forma general, mientras todos los niños del grupo control tenían un habla (perfil fonológico) en concordancia con su edad, el 71% de niños con TEL presentaban un retraso del habla.

Los resultados de esta investigación tienen una implicación significativa en el ámbito clínico. A pesar de que el TEL es moderadamente común, afectando a dos de cada treinta niños, aun es muy difícil de detectar y, en consecuencia, muchos de los casos pasan desapercibidos, especialmente cuando se trata de niños bilingües. Los autores de esta investigación se centraron en la percepción y producción del habla como herramienta de diagnóstico del trastorno ya que, al contrario de las dificultades morfosintácticas que presentan los niños con TEL, las dificultades fonológicas son más fáciles de detectar. Aunque los resultados mostraron que los problemas de habla son comunes en los niños con TEL, se tiene que tener en cuenta que no todos presentaba este retraso. Por lo tanto, a pesar de que las dificultades del habla son muy indicativas del TEL, no todos los niños las presentan y estos pueden pasar más desapercibidos. El perfil de dificultades descrito en el artículo que ha publicado el grupo de investigación podrá facilitar, por tanto, la construcción de herramientas de diagnóstico que permitan la detección del TEL a edades tempranas, potenciando así los beneficios de la intervención.

Para leer el artículo completo haz clic aquí.