El cerebro bilingüe es más eficiente en la gestión de la interferencia a nivel de respuesta

La ventaja bilingüe en tareas de control de interferencias a nivel viso espacial se ha estudiado con la tarea de Simon (del inglés, ‘Simon task’), entre otras. A partir de los resultados de varios estudios existentes, la literatura sobre la ventaja bilingüe ha dado lugar a diversas contradicciones. Un trabajo y una investigación previa realizada por parte de nuestro equipo mostro un rendimiento comportamental equivalente en la tarea de Simon en la población bilingüe y monolingüe de edad avanzada. No obstante, los resultados establecieron diferentes mapas de activación y diferentes sustratos neurales en la población bilingüe y monolingüe. Así, se comprobó cómo en la población monolingüe se activaba el giro frontal medio derecho y, por tanto, se utilizaban las áreas frontales-ejecutivas y, en el caso de la población bilingüe se activaba el lóbulo parietal inferior izquierdo y, por tanto, se utilizaba preferentemente el procesamiento viso espacial.

De esa manera, ese estudio pretende proporcionar una perspectiva más detallada sobre las bases neuronales durante una tarea tipo Simon en la población bilingüe y monolingüe de edad avanzada, adoptando una perspectiva de red para hacer un análisis de conectividad funcional. Por eso, se realizó un análisis de nodo por nodo, el cual condujo a la identificación de la tipología específica que caracteriza las redes funcionales de los bilingües y monolingües, y del grado de conectividad entre cada nodo.

Los resultados mostraron una mayor conectividad en bilingües en torno a regiones temporales inferiores, estructura que tiene un papel importante en el procesamiento viso espacial. Por la otra parte, se vio como en los monolingües, las áreas del cerebro implicadas en aspectos visuales y motores, en las funciones ejecutivas y en el control de interferencias, se encuentran muy conectadas durante esta tarea, formando una gran red multifuncional que englobaba varios procesos y nodos con el objetivo de abordar el procesamiento ejecutivo. Así, pudimos ver cómo, en comparación con el cerebro monolingüe, el cerebro bilingüe resuelve la interferencia viso espacial destinando pocos recursos cerebrales, de manera económica, con la implicación de regiones dedicadas al procesamiento viso espacial más restringidas e integradas. Por esta razón, se demuestra una mayor eficiencia global en el rendimiento de ciertas tareas en bilingües en comparación a los monolingües. Finalmente y a través de la discusión de la literatura que discute sobre la ventaja bilingüe, se pudo llegar a la conclusión que los bilingües eran estratégicamente más eficientes en determinadas tareas que los monolingües.

Referencia: Ansaldo AI, Ghazi Saidi L, Adrover-Roig D. (2015). Interference control in elderly bilinguals: appearances can be misleading. Journal of Clinical and Experimental Neuropsychology;37(5):455-70